Metodo Vive Sin Ansiedad de Eric Gutierrez – Parte1

Antes de conocer el programa, mi vida era un infierno.

 

Pero no siempre era sí, yo antes de padecer de ansiedad, yo era un chico normal

 

 

Recuerdo bien que cuando era niño todo era un juego,  era divertido, y había muchas sonrisas.

 

 

 


 

 

 

 

 

 

Los fines de semana yo jugaba fútbol con mis amigos, en básquet nunca faltaba en las tardes, y los juegos de vóley con los vecinos y familiares eran divertidos.

 

 

 

 

 

 

 

 

De vez en cuando salía a reuniones sociales, fiestas; los juegos de Super Nintendo eran muy divertidos (Megaman, Top Gear, Contra, Super Mario Bros, etc) una oportunidad perfecta de estar con mi hermano y algún primo.

 

 

 

Ni que hablar de los juegos de Playstation como  era: Tekken, Crash bandicoot, Crash Car (CTR), Winning Eleven,
etc.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Salía a la piscina en veranos con amigos y amigas, a la playa de vez en cuando, recuerdo que casi nos ahogamos, pero era todo un chiste, que momentos aquellos

 

 

 

 

 

 

 

Yo recuerdo que tenía miedo y muchas frustraciones como todos, pero eso no me detenía para sonreírle a la vida.

 

Yo recuerdo que trabajaba y estudiaba (como la mayoría de jóvenes de mi edad hacen).

El problema comenzó cuando estaba terminando mi carrera técnica, y ya estando en finales

Mi madre se enferma y como yo ya estaba trabajando, la empecé a ayudar en sus pastillas, pero eso causó un desequilibrio en mi hogar y en mi tiempo de estudio, afectando colateralmente mi economía.

 

 

 

Teniendo que trabajar horas extras y ganar así unas cuantas monedas para comprarle la medicina a mi madre.

 

Estando yo justo en exámenes finales, sentir la presión  de tener que pagar la pensión de mis estudios, y con poco tiempo para estudiar, dormía muy poco, recuerdo que yo tenía una beca y no la quería perder, por eso que mis notas tenían que ser muy buenas.

 

Ya estaba a punto de perder la beca, y el miedo de salir mal y pensar constantemente en  cómo estará mi madre en este momento, causó lo que yo llamaría “mi primer ataque de ansiedad”.

 

 

No podía dormir esa noche, quería dormir por lo menos unas 2 horas, pero ni bien quise cerrar los ojos me empezó a doler el pecho, sentía que mi corazón quería reventar, tenía mucho miedo, sentía que me iba a morir, que horrible.

 

Salí a tomar un poco de aire, estaba mareado, sentía que me iba a caer y que incluso me golpearía fuertemente la cabeza y moriría

 

Imaginaba que saldría mal en mis cursos, perdería la beca o que repetiría el ciclo,

O peor aún mi madre muerta y yo sin trabajo

 

Todo parecía un sueño.

 

Tuve que espera varias horas para que se me pasara.

 

Termine cansado y con algo de mareos, cuando hablamos de ansiedad sintomas físicos, recuerdo que  me dolía un poco el brazo izquierdo, como si de un calambre o un golpe me hubieran afectado

 

Al principio no le di mucha importancia, no tenía que darle, porque si no me concentraría más en mis problemas que en  mis exámenes, y eso no debía pasar.

 

Ya para esto me habían prestado dinero para pagar mis estudios, y ya me estaban cobrando, tenía que pagar las medicinas de mi madre, muy aparte que tenía que contribuir con mi hogar.

 

 

Estaba en semana santa, y no podía concentrarme bien, solo recuerdo el miedo que tenía constantemente.

 

mazo a la cabeza

 

Recuerdo haber recibido una llamada de mi prima diciendo que se estaba yendo al neurólogo, porque estaba en casi los mismos problemas que yo, eso solo hizo que me preocupara más por mí y por mi madre, y que tuviera más ansiedad

 

Al día siguiente ya me tocaba dar 3 exámenes finales, y el bendito profesor me tenía hambre, quería que yo desaprobase, por algún motivo desconocido no le caía bien a ese profesor.

 

Yo estaba seguro que saldría bien, pero luego me enteré que  ese profesor me desaprobó con una pésima nota, lo cual yo reclamé y se hacía de oídos sordos.

 

Pedí audiencia con el profesor, y en su cara solo veía en sus ojos que quería que le ruegue y enzima que le pagase, pero yo sabía muy bien que había estudiado para ese examen y que me merecía una muy buena nota, de la cual después de una larga conversación, atino a decirme, que revisaría el examen.

 

 

Al final todo con respecto a mi nota se solucionó, pero mi salud no.

 

Mi cuerpo estaba devastado al final del día, pero mi mente seguía trabajando: estudios, amistades, amores, familia, etc.

 

Ya no miraba a mi novia desde hace muchos días.

 

 

Estaba a punto de perder la beca académica, si salía desaprobado,  y yo solo pensaba en mi madre y mis problemas.

 

Pensando que trabajando horas extras y durmiendo muy poco se solucionaría todo.

 

No tenía tiempo, dinero, y me dolía mucho la cabeza por la preocupación y la falta de descanso.

 

Hasta que en esos días explotó.

 

Todo eso desencadenó el primer ataque de ansiedad

 

Estos son algunos síntomas de ataque de pánico que me dio en su momento a mí.

 

Durante la ansiedad sentía:

 

 

►Taquicardia (latidos rápidos del corazón)

►Sentía que me faltaba el aire

►Dolor en el corazón (o pecho)

►Mareos

►Sensación de desmayo

 

Seguido después por:

 

►Sentimiento de irrealidad

►Cansancio

►Miedo

►Temblores en el cuerpo

 

Odio tanto verme así, todos aprobaban tranquilamente los cursos.

 

Yo me sentía frustrado, y enojado conmigo mismo porque era el único que estaba más endeudado, apunto de salir desaprobado y con un miedo enorme

 

Tenía este tipo de ataques, no conocía a nadie en mi aula que los tuviese.

 

Me sentía como bicho raro, incomprendido, enojado y con miedo a morir, mis familiares solo pensaba que estaba estresado, me sentía incomprendido, Y lo peor que me sentía que era el único que pasaba por esto, solo pensaba en como eliminar la ansiedad.

 

Muchos me criticaron, decían que era un engreído y estaba fingiendo.

 

No se cómo pude acabar, varias veces no podía dormir, al fin acabé, pero solo recuerdo que tenía estrés por haber acabado de estudiar.

 

También estaba un poco subidito de peso.

 

Averigüe en  internet  sobre  “remedios naturales para la ansiedad”, de los cuales la valeriana era un buen relajante.

 

Todo comenzó de nuevo cuando mi madre se enfermó en la madrugada un día del mes de junio, la llevaron de emergencia y me preocupe mucho.

 

Me sorprendió todos sus males que le detectaron a mi madre, no me dieron esperanzas de vida, más tarde me dio un ataque de ansiedad.

 

Me sentía con miedo de perderla y culpa por no haberle dicho a mi madre que la quiero mucho, tal vez lo dije en algún momento de mi vida, pero en ese momento solo pensaba eso.

 

Después de estar varios días en el hospital le dieron de alta, no sin antes decirnos que tenía varias enfermedades: vesícula enferma, diabetes, presión alta y dos quistes gigantes en el útero.

 

Terminé con miedo a morir y a perder  a mi madre.

 

Me entere en esos días que yo tenía pre diabetes

 

Me dio tanto miedo de morir, que tuve una subida de ansiedad ese mismo día. Solo quiero vivir feliz y vivir sin ansiedad.

 

Mi abuelo cae enfermo (persona a quien yo tenía como un segundo padre) de diabetes, me sentí impotente, no podía hacer nada, empezó a secarse y morir lentamente, se lo que es tener un derrame cerebral y sobrevivir, tener demencia y curar las heridas de un pie diabético, y puedo decir que no es nada agradable.

 

Ver a alguien bajar de peso radicalmente en un corto tiempo, mi abuelo era gordito, ahora era todo un cadáver viviente.

 

Done sangre antes de la secuencia de diálisis, yo soy muy nerviosos para la sangre, pero lo hice.

 

Meses después muere.

 

No soporte la tristeza y el miedo, a partir de allí aumentó la ansiedad, entré en “etapa de duelo”.

 

Mi perro y gran compañero muere (aquel que me acompañaba en mis momentos de soledad), yo lo encontré y salvé de la calle, lo crié, me acompañó en las buenas y en las malas, yo lo encontré muerto por el veneno de alguna mala persona; se rumoreaba que algunos ladrones estaban envenenando a los perros del barrio para poder robar, era solo un rumor.

 

Yo lo enterré en mi patio, en cristiana sepultura, todos en mi casa lo quería mucho, era un gran guardián.

 

Nunca olvidaré esas sonrisas que nos sacaste a toda la familia.

 

 

Era un año difícil para mí, me dio el ataque de ansiedad (trastorno ansiedad generalizada), ya solo quería que todo este acabase.

 

A partir de allí muchas veces me levantaba a media noche con taquicardias, y temblando, era algo extraño, durante ese tiempo empezaron a llegar hacia mí muchos miedos que yo antes no tenía.

 

Miedo a comer a algunas comidas por vomitarlo, miedo a subir al carro porque me daría mareos o porque se podía estrellar, miedo a salir de mi casa porque no quería que todo esto me pasase fuera de mi hogar, especialmente el miedo a morir.

 

Me encerré mucho en mi mundo.

 

Peor aún, no me había dado cuenta que estaba rodeada de gente toxica a mi lado.

 

Muere un buen amigo mío muy cercano de una complicación muy severa de Tuberculosis con Anemia.

 

Me dio una profunda tristeza, nos criamos desde pequeños y ahora no estará con nosotros.

Me dio una subida rápida de ansiedad, que mal compañero era la ansiedad.

 

Muere otro amigo cercano, lo conocí en el trabajo, era un gran trabajador y gran hombre, me ayudo en muchas ocasiones, y no supe como devolverle el favor.

 

Fue un accidente de tránsito, muerte instantánea.

 

Todo eso me hizo pensar mucho en ¿Quién soy yo? ¿Moriré algún día? ¿Por qué estoy aquí?

 

Y eso sumado a escuchar música un poco feeling creó unos minutos una alzada muy rápida de la ansiedad, de la cual me trajo nauseas, todo parecía un sueño.

 

Pensaba que en cualquier momento me daría un infarto y moriría, o que abría un terremoto y chau mundo, cualquier cosa que pasase por mi mente.

 

Me empezó a dar el insomnio.

 

En esos días a mi madre la operaron, salió bien la operación y la mandaron a recuperación.

 

Me dio un ataque muy fuerte, solo recuerdo que nadie me comprendía.

 

Solo me criticaban por no salir de mi casa, ya para esto ya había acabado mi carrera sentía que era bueno quedarme en casa a descansar.

 

Y los pocos que me querían ayudar no lo hacían como debería

 

Que desesperanza, mis sueños se iban, llegaba la desilusión, todo lo miraba en blanco y negro.

Esta desesperación hacia ver que la vida era un infierno.

 

Creo que siempre estuve pre dispuesto a esto porque recuerdo que muchas veces evadía las competencias escolares, los exámenes muy difíciles, muchas veces prefería salir mal a un examen a sobre exponerme  a la presión y a la angustia, tal vez por miedo a ser criticado, o porque inconscientemente sabía que algo feo me iba a dar.

 

Recuerdo que me empezó a dar miedo cruzar las pistas, las alturas, el tamaño infinito del universo, etc.

 

Muchas veces prefería quedarme en mi habitación durmiendo a estar despierto y seguir sintiendo durante todo el día este miedo a todo.

 

Luego algo curioso pasó con mi novia.

 

Te contaré esto próximamente, mantente atento  a mi siguiente publicación.

 

Un abrazo.

 

comparte

 


Leave a Reply


error: